Nuestra cita

Never, never, never give up. Winston Churchill.

 

Actualidad

Lectura seleccionada

Bajo el paraguas de la humilde presentación de su teoría como si fuera de otro, Maxwell dio cobijo a una idea sutil y revolucionaria...(José Edelstein/Andrés Gomberoff)

Ver lectura completa...

De mi biblioteca

The Future of Life
Edward O.Wilson
Editorial: Random House. New York. 2003.

"

Una forma elegante y amable de explicar por qué la biodiversidad es importante para el planeta.

"

 

El artículo

NOTES DEL CAPVESPRE

27/07/2018


Aunque no me gusta ver como cada agosto buena parte del país se para (en una concentración poco razonable de las vacaciones estivales), debo aceptar que la conducta gregaria se impone y hay que reducir la velocidad para ajustarse al entorno. Eso sí, para volver en septiembre y mantener el espíritu crítico que dio razón a esta web, una web (y no un blog) que en enero cumplirá diecinueve años (nació a primeros del 2000), con casi mil artículos publicados (que se pueden encontrar en el Fondo Documental) y un acumulado de visitas próximo a los tres millones y medio.

Tenemos lectores por todas partes, destacando en el ranking los del Estado Español, seguidos de cerca por los de Estados Unidos, la Federación Rusa, Ucrania, Francia, Polonia, India, Gran Bretaña, China, Canadá, Colombia, México, Alemania, Brasil, etc. El haber incorporado el traductor automático de Google a la web (ahora ya muy perfeccionado) ha sido clave en la ampliación de la cobertura territorial.

En algunas ocasiones ya he contado que no escribo para interactuar con mis lectores (que es lo que ocurre en los blogs) sino simplemente para expresar mi opinión sobre la vida, con especial detenimiento en los campos político, económico, social y empresarial. Algunos de esos lectores se han suscrito y reciben la web automáticamente, aunque son una minoría respecto al conjunto. Entre los suscriptores ha habido un trasiego natural (unos entran y otros salen), pues no siempre hay coincidencia entre mi posición y la del resto. Me parece de lo más saludable no informarse de una fuente cuya visión no compartes. Como dijo una vez Joseph Stiglitz: “Yo no obligo a nadie a leer lo que escribo”. Pero no por eso, añadiría yo, dejo de escribir lo que pienso. Tengo el privilegio (ganado a pulso) de no tenir el cul llogat”.

El pulso de nuestro país (Catalunya) se mantiene vivo y el futuro es esperanzador. La internacionalización del proceso ha sido un acierto, pues ha dado lugar a que el bunker de un Estado pre-democrático no haya podido ocultar sus vergüenzas frente al poder judicial independiente de varios países democráticos europeos. Los sucesivos golpes de Estado desde dentro (el del 155 y el de los altos magistrados nombrados a dedo por el gobierno, con su pintoresco relato en el que se acusa a los líderes independentistas de “rebelión, sedición y malversación”) han fracasado. Los neofascistas de Ciudadanos seguirán incordiando con sus arengas contra los “golpistas” catalanes, pues su condición de iletrados no les ha permitido leer a Curzio Malaparte y su “Técnica del golpe de Estado”. Ha habido además un cambio de gobierno, pero el hilo conductor (la “unidad de España”) sigue siendo el mismo. Como ejemplo más clarificador lo tenemos en las primeras declaraciones públicas de la nueva Fiscal General del Estado (señora María José Segarra), en las que se refirió al “desafío independentista” catalán, lo que demuestra su carga prejuicial. Y si tenemos en cuenta que esta señora representa a la rama más progresista del Ejecutivo, podemos imaginar la opinión del resto. En definitiva, no debemos esperar ningún cambio significativo por parte del Estado.

Entretanto las fuerzas independentistas van ocupando nuevos espacios políticos, con una clara tendencia a la transversalidad, hecho que incomoda a los partidos tradicionales, acostumbrados a etiquetar ideológicamente a unos y a otros. Algunos siguen predicando la necesidad de “ensanchar la base”, cuando la evidencia empírica nos permite constatar que en los procesos de esta naturaleza la base se ensancha cuando ya se ha alcanzado la independencia y no antes. Es una demostración post-facto. Si Vladimir Lenin hubiera esperado a ensanchar la base de su pequeño grupo político bolchevique para hacer la revolución, la historia del mundo sería distinta y, a lo sumo, una pequeña placa dejaría constancia de su traslado desde Zurich a Petrogrado en un tren sellado y a través de una Alemania en guerra con la Rusia zarista.

Hay que tener paciencia, pero a su vez constancia y disciplina para cumplir los planes trazados en pos del objetivo último. Nosotros llevamos la iniciativa, marcamos el territorio y tenemos ilusión. El Estado es reactivo, no tiene proyecto y sólo ha sido capaz de responder con medidas represivas. Se presenta un otoño de lo más estimulante.

¡ Felices vacaciones !

Alf Duran Corner

Fondo documental