Nuestra cita

There is no sin except stupidity. Oscar Wilde.

 

Actualidad

Lectura seleccionada

“Els senyors del fuet”, escrivia Hinton Helper el 1857, “no són solament els amos absoluts dels negres...(Josep Fontana)

Ver lectura completa...

De mi biblioteca

Las redes de poder en España
Andrés Villena Oliver
Editorial: Roca Editorial. Barcelona. 2019.

"

Un buen libro sobre la radiografía del poder en España, que complementa el de Rubén Juste sobre el Ibex/35.

 

"

 

El artículo

PEOR IMPOSIBLE

01/08/2019


Los países anglosajones hacen un juego de palabras con el sustantivo thing y el calificativo right”. Ello les permite distinguir entre “the things right” y “the right things”. O lo que es lo mismo, entre hacer “las cosas bien” y “hacer las cosas que deben hacerse”. Entre ser eficientes y ser eficaces.

Lo que ya es más extraño es no hacer las cosas que deben hacerse (no ser eficaces) y, además, hacerlas mal (no ser eficientes). En esto, los políticos profesionales y otros componentes de la casta del Estado español se han vuelto a posicionar como los primeros en el ranking de ese entorno que el señor Felipe González (cuando todavía llevaba chaqueta de pana) describía como “el mundo mundial”.

Y es que el espectáculo de estos últimos días ha sido sonado. Peor imposible. Veamos algunas trazas:

 

  • El señor Pedro Sánchez, el mismo que apoyó con entusiasmo la aplicación del 155 y que ha manifestado su disposición a volverlo a aplicar si cabe, ha tenido la desvergüenza de declarar públicamente que la postura de “Unidas Podemos” de no votar a su favor le impedía la formación de un “gobierno progresista”. Pero, ¿qué entenderá este ciudadano por “progreso” ? Un tipo que por azares de la vida ha alcanzado una posición de cabecera sin apenas quererlo, que no tiene ningún proyecto político claro, que no posee la condición de hombre de Estado -que es la que hay que tener para resolver el contencioso con Catalunya- se pone ahora a alardear de unos supuestos méritos invocando un concepto de “progreso” que está en las antípodas de su praxis política.

 

  • El señor Sánchez, que mariposea como si se tratara de un joven metrosexual, y al que no le importa juguetear con el señor Iglesias en un estilo “sado” estreñido, se ofrece luego a abrir nuevos horizontes con sus colegas Casado y Rivera, en un pacto de sangre por el bien de “la nación española” . Izquierda, derecha, izquierda. O lo que convenga.

 

  • ¿No será que el señor Sánchez pretende un sucedáneo de la “gran coalición” alemana (versión España cañí “una, grande y libre”), en forma del triplete PSOE – PP – Ciudadanos, para poder afrontar la respuesta del pueblo catalán (no de los españoles que viven en Catalunya), a la esperada sentencia condenatoria de los líderes independentistas catalanes?

 

  • En cuanto al señor Pablo Iglesias, que ha salvado el honor por los pelos gracias posiblemente a que el negociador por parte de Unidas Podemos ha sido el señor Echenique, menos dado a esperar el aplauso de la galería, ya vemos que se ha ofrecido incluso a aparcar el “derecho a decidir”, que es una fórmula muy vaga de esconder el “derecho a la autodeterminación” del pueblo catalán. El guion de las relaciones entre Sánchez e Iglesias lo podría haber escrito Buñuel, y se hubiera quedado corto.

 

  • Y si vamos al colectivo “monta pollos”, hemos podido contemplar que el señor Rivera y la señora Arrimadas ya no tienen suficiente con su caudal verborreico y añaden ahora todo un aparato gestual de baja estofa, que pone de manifiesto su catadura moral, por si alguien todavía no se había enterado. Un tándem de ciudadanos que van perdiendo aceite por el camino y que han dejado de ser objeto de culto de la rancia oligarquía española, que prefiere los originales (PSOE y PP) a unas malas copias.

 

  • Por su parte el señor Casado (porque el PP, como Teruel, todavía existe) amenaza con extender la ola aniquiladora de la derecha más cutre, siguiendo el programa ya aplicado en Andalucía, iniciado en Murcia y que muy probablemente se impondrá en la comunidad de Madrid, con el propósito de evitar la alianza entre “comunistas, batasunos e independentistas”. El señor Casado, que compite con el tándem Rivera-Arrimadas, en el concurso de “insultología”, es por encima de todo un ignorante. En el Estado español el comunismo es marginal, la paz en Euzkadi se consiguió en gran medida gracias al trabajo político de Herri Batasuna, y los independentistas catalanes no están adscritos a ninguna corriente ideológica, pues entre ellos domina la transversalidad. Si su fuente de información es el CNI se comprende su desvarío analítico.

 

  • Pasemos ahora a personajes secundarios: Un fiscal, cuyo nombre desconocemos, no ha visto incitación al odio en la quema y tiroteo de un muñeco (que representaba al president Puigdemont) en la localidad sevillana de Coripe, que el pasado mes de abril celebraba la “quema del Judas”. Ese fiscal manifestó en su declaración oficial que el vandalismo de que fue objeto el monigote “no supone una discriminación o rechazo de una ideología política ni ampara, de modo alguno, actos de incitación a la violencia”. Es tradición, añade el fiscal, que en esta festividad se elija a un personaje que represente “el mal” y entiende que en esta ocasión se optara por un ciudadano “que se encuentra en la actualidad fugado de la justicia española y al que se le atribuyen gravísimos delitos”. O sea que el president Puigdemont (al que votaron en las elecciones europeas un millón de personas) es “el mal” y está acusado de “gravísimos delitos”. Todo esto lo ha dicho un fiscal, cuyo nombre desconocemos, y que está ahí para defender los intereses de todos los ciudadanos, incluidos los catalanes. A ese fiscal yo le recomendaría, como lectura del verano, el ensayo de John Kekes, profesor de la universidad de Albany, The Roots of Evil (las raíces del mal). La cultura nunca hace daño.

 

  • El señor Rufián, portavoz de Esquerra Republicana en el parlamento español, ha hecho una declaración de amor hacia la pareja Sánchez-Iglesias, con el propósito –es de suponer–  de que se reconcilien por el “bien de la izquierda”. El señor Rufián ha fracasado en su intento, pero está dispuesto a repetir el envite más adelante. Imagino que el señor Rufián sigue las instrucciones de su “mesías” particular, que ha ido aparcando gradualmente las aspiraciones independentistas de su partido para volcarse en el plano autonómico. Se diría que Esquerra Republicana lucha por alcanzar la hegemonía en Catalunya y con esto le basta. Es bueno que se sepa, para que cada votante actúe en consecuencia. Y a ver si de una vez por todas superamos el prejuicio instaurado sobre la “superioridad moral de la izquierda”.

 

  • El señor Sánchez Llibre, en su calidad de presidente de la patronal catalana Foment del Treball, ha presentado una denuncia ante la Autoridad Catalana de la Competencia contra la Assemblea Nacional Catalana (ANC) por considerar que su campaña de “consumo estratégico” rompe las reglas de la libre competencia. En paralelo ha interpuesto una demanda ante los juzgados de lo Mercantil por competencia desleal. El proyecto de la ANC se limita a recomendar opciones de compra-consumo para productos o servicios que interpreta son afines a su ideario. El concepto de “consumo estratégico” es de uso habitual en muchos países de nuestro entorno. Quizás el señor Josep Sánchez Llibre no lo sabe porque nunca hasta la fecha ha ejercido como empresario, lo que resulta sorprendente al presidir una patronal de empresarios. O quizás no es tan sorprendente si repasamos su trayectoria personal.

 

  • El señor Suárez Robledano y la señora Mariscal de Gante, miembros del Tribunal de Cuentas, han ampliado el importe de la condena al president Artur Mas, a la vicepresidenta Joana Ortega y a la consellera Irene Rigau hasta una cifra próxima a los cinco millones de euros, por los gastos efectuados, a su juicio, en la consulta del 9-N. Ambos jueces fueron propuestos por el PP, siendo además la señora Mariscal de Gante antigua ministra de Justicia del gobierno de Aznar e hija de un reconocido miembro de la judicatura franquista. Curiosamente y por estas mismas fechas, el señor Suárez y la señora Mariscal han revocado la condena a la ex-alcaldesa de Madrid señora Botella por la venta de 18 promociones de viviendas a un fondo de inversiones. Por esa venta, que se consideró fraudulenta, la señora Botella y los regidores del ayuntamiento habían sido condenados al pago solidario de veintitrés millones de euros.

 

  • Y para terminar esta serie de disparates, un conjunto de alcaldes del área metropolitana de Barcelona, dentro del modelo autonómico español, han renunciado a su sueldo en la alcaldía porque no es compatible con lo que cobran en su calidad de miembros de la Diputació. Lo más llamativo es que la ley habla de “dedicación exclusiva” y a nadie le pasa por la cabeza que esto responda a la realidad. Entre esos alcaldes tenemos a la de Hospitalet (señora Marín) que cobrará 105.000 euros anuales, a la señora Parlón de Santa Coloma de Gramenet, al señor Ruiz de Viladecans y a la señora Díaz de Esplugues, que sólo cobrarán 94.000 euros. Y para que nadie se sienta ofendido, algunos concejales también se han apuntado al modelo, como el señor Mascarell y la señora Munté de Barcelona (con 94.000 euros), el señor Mut de Cervelló (94.000), el señor Corbacho de Barcelona (94.000), el señor García Albiol (94.000), etc. Y en esta pequeña lista (que se podría completar) están todos los partidos: PSC, ERC, PDeCAT, Ciudadanos y PP. A esto se le llama corporativismo. Y sobre la “dedicación exclusiva” mejor que echemos un tupido velo.

 

Unos cuantos ejemplos de hacer lo que no debe hacerse y además hacerlo mal. No es de extrañar que el Estado español destaque por su inseguridad estructural en el “Political Risk Map” del 2019, con un indicador a la altura de Rumania y Grecia. Y esto no es nuevo, es una constante en la historia de este territorio. Veamos como referencia lo que dijo en 1873, en el pleno de las Cortes, el que fue presidente de la Primera República señor Estanislao Figueras: “Señores, voy a serles franco: estoy hasta los cojones de todos nosotros”.

Y que conste que yo lo observo desde la distancia. A mí, lo que ocurra en el Estado español no me interesa. Hace ya mucho tiempo que me di de baja de ese club, con el que solo tengo un vínculo administrativo, un vínculo administrativo de carácter colonial.

 

 

Nota:

Nos tomamos un respiro para cargar baterías. Volvemos en septiembre. Nuestro “Fondo documental”  (2000-2019) está abierto para consulta y lectura.

 

Alf Duran Corner

Fondo documental